Pepinos en vinagre caseros

Los pepinos en vinagre se empezaron a hacer hace miles de años en Mesopotamia y se hicieron muy populares por todo el mundo antiguo.

Tradicionalmente, los pepinos (o pepinillos) en vinagre se hacen sin vinagre. En su lugar lo que se hace es dejarlos fermentar naturalmente agregando sal, y el ácido láctico que se crea en esa fermentación es lo que les da el sabor ácido. La concentración de salmuera varía entre 20 g/litro y más de 40 g/litro de sal.

Hay muchas maneras distintas de hacer encurtidos caseros, pero esta técnica es sencilla, muy rápida y, aunque se puede acabar con un método de conserva, es totalmente opcional, ya que estos pepinos aguantan tal cual hasta un mes en el frigorífico. Yo lo llamaría “método rápido de hacer pepinos en vinagre” que imita el sabor tradicional de unos pepinos fermentados, usando solamente vinagre, sal, azúcar y especias.

pepinos-en-vinagre-ingredientes

 

 

 

Dips numbers1

Machaca las especias con un mortero

Mezcla todas las especias de la receta y hazlas polvo en un mortero. Las semillas de mostaza son optionales pero las recomiendo. Pica el ajo antes de añadirlo al mortero para que sea más fácil machacar todo.

Elige un tarro de cristal y corta los pepinos en rodajas de la altura del tarro aproximadamente. Puedes cortar el pepino a la mitad (a lo largo) y esa mitad en tres partes (a lo largo también).

Dips numbers2

Hierve todo junto y espera

En una cazuela echa el agua, el vinagre, la sal y el azúcar. Añade dos cucharaditas de la pasta de las especias machacadas y deja que hierva. No lo dejes hervir más de un minuto o se perderá gran parte de la acidez. Mientras se calienta el líquido con la salmuera, mete los pepinos en el tarro de cristal que hayas elegido para conservarlos. Vuelca el líquido caliente dentro del tarro sobre los pepinos hasta que los cubra del todo. Cambiarán de color y pasarán del verde intenso a un verde apagado pero es algo normal. Deja reposar los pepinos fuera del frigorífico hasta que dejen de estar calientes y refrigéralos una vez que se hayan enfriado. Tienes que dejar que se maceren al menos dos o tres días antes de que se puedan comer para que tengan el sabor adecuado. Usando algún método de conserva pueden aguantar hasta seis meses, pero si decides no usar ninguno, los pepinos en vinagre aguantan hasta un mes en el frigorífico, siempre y cuando estén cubiertos con su propio líquido.

Más adelante os mostraré algún método de conserva sencillo si no sabéis ninguno.

Con esta receta podéis hacer unos típicos pepinillos fritos muy típicos en Norteamérica.

Pickled spices cucumbers4 (blog quality)


 

 

 

 

 

 

Advertisements

2 Comments Add yours

  1. Pingback: Pepinillos fritos
  2. Pingback: Falafel

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s