Pappardelle con conejo estofado

La pasta fresca es algo que me apasiona y tengo la suerte de haber aprendido a hacerla al lado de una chef italiana que admiro mucho. Pappardelle es una pasta similar a los tallarines pero de 1,5 centímetros de ancho. Son una delicia para los auténticos amantes de la pasta fresca.

Si quieres aprender a hacer pasta fresca casera, echa un vistazo a mi receta: aquí.

Esta receta lleva conejo estofado con vino tinto. No se tarda mucho en prepararlo, y lo que se necesita es:

Microsoft Word - Conejo estofado ingredientes.docx

numero-circulo-negro1

Cortar y sofreír

Precalentar el horno a 175˚C. Cortar los muslos del conejo y salpimentarlos. En una cazuela, calentar el aceite y sofreír los muslos hasta que estén dorados (2 minutos). Una vez dorados, retirar y reservar. En esa misma cazuela, añadir la cebolla y sofreír durante un minuto. Añadir el ajo y continuar sofriendo hasta que esté dorado. Echar el vino tinto y reducir el líquido a la mitad. Añadir el caldo de ternera y dejar que empiece a hervir. En ese momento se echa el tomillo y el laurel, y se introducen los muslos de nuevo en el líquido. Poner una tapadera y meter en el horno durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que la carne esté tierna.

 

 

numero-circulo-negro2

Colar y reservar

Sacar la cazuela del horno, retirar los muslos, colar el líquido (¡¡¡NO TIRAR!!!) y echarlo en una cazo pequeño. Llevar a ebullición y reducir hasta que tenga consistencia de salsa (esto tardará entre 5-10 minutos porque hay que reducir el caldo al menos a la mitad). Una vez que la carne de los muslos se pueda manipular con las manos, hay que sacar los huesos y cortarla en trozos grandes. Reservar ambas cosas para usarlas en la receta de pappardelle.

Una vez que tenemos el conejo estofado y la pasta fresca preparada, acabar el plato de pasta es sencillo, sólo se necesita:

Microsoft Word - Pappardelle ingredientes.docx

numero-circulo-negro1

Cortar todos los ingredientes

Cortar los champiñones a la mitad o en cuartos, el apio en trozos pequeños, tostar y picar las nueces y picar el perejil. Hay que tener preparados los trozos de los muslos de conejo picados y salsa reducida del líquido del estofado.

numero-circulo-negro2

Hora de la pasta

Saltear los champiñones y el apio en el aceite de oliva durante un minuto. Echar el vino tinto y cocinar hasta que el líquido se haya reducido a la mitad (así se elimina parte del alcohol y no sabrá tan ácido). Añadir los trozos de los muslos de conejo y parte de la salsa reducida, suficiente para cubrir el fondo de la sartén (media taza ó 120 ml). Bajar el fuego al mínimo, añadir la mantequilla y emulsionarla con la salsa removiendo constantemente. Salpimentar. Añadir más líquido de la salsa reducida del conejo si estuviese muy espeso.

Cocer la pasta fresca durante 1-2 minutos y añadirla a la sartén con los champiñones y los trozos de conejo. Remover con cuidado, mezclando la pasta con la salsa y servir. Se puede echar más líquido reservado del estofado si la pasta lo necesita. En el caso de ser al revés y que hubiese mucho líquido, se puede cocinar durante un minuto a fuego alto hasta que el líquido se reduzca y la pasta lo absorba. Acabar el plato con las nueces tostadas, el perejil y el queso parmesano rallado.

pasta-de-conejo-estofado6-blog-quality

pasta-con-conejo-estofado4-blog-quality


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s